Selecciona la silla para negociar mejor

Cómo un asiento blando u otro rígido pueden dar un giro al influir en una negociación.

Según un estudio realizado en el Massachusetts Institute of Technology, MIT, el hecho de que en una negociación hagas sentarse a la persona con la que están negociando en una silla blanda puede aumentar las posibilidades de que esa negociación sea “más blanda” que en el caso de que sentaras a la persona en una silla dura, lo que favorecería una negociación más rígida. Estos hechos nos muestran la importancia de las percepciones corporales, en este caso las táctiles, en la elaboración de informaciones relevantes que se dirigen directamente al inconsciente y que hacen asociaciones de forma directa con el proceso intelectual que se esté llevando a cabo, en este caso una negociación.

Silla para negociar

El mismo ejemplo es extrapolable, por ejemplo, en el caso de estar en un proceso de selección, y darle a tu interlocutor un objeto blando con el que interactúe, por ejemplo una libreta o un bolígrafo. Es posible que en el caso de que se interactúe con objetos blandos el proceso de selección será menos rígido para la persona que interactúa con dicho objeto. En este caso son las manos las que manipulan el objeto y son precisamente las manos la parte del cuerpo que más conexiones neurológicas establece con el cerebro, tanto en la recepción como en la emisión de información.

Ancor Retail

En Ancor Retail diseñamos marcas, desarrollamos el talento de las organizaciones y creamos experiencias de usuario, que conectan emocionalmente con los clientes.

www.ancor-retail.com
info@ancor-retail.com
934 069 500
Dos de Maig 25, 1º 9ª
08172 Sant Cugat del Vallès